27. LA ENTROPIA DE LA REFLEXIÓN. ASÍ ME VA.

La entropía da una idea del grado de desorden de un sistema. El segundo principio de la termodinámica nos viene a decir que un sistema evoluciona de manera natural hacia el lado en el que la entropía aumente, es decir, hacia el estado más desordenado. Esto lo vemos constantemente en la naturaleza. Un huevo entero se cae y se revienta. Un cigarrillo se enciende y se consume hasta sus cenizas. Nada impide que podamos ver cómo las cáscaras, la yema y la clara del huevo destrozado de repente se unan y formen el huevo entero, o que el cigarro pase de las cenizas al cigarro nuevito, pero es muy improbable, La habitación de un adolescente es un claro ejemplo del segundo principio. De manera natural el grado de desorden aumenta constantemente. ¿Acaso el segundo principio impedirá ver la habitación de nuevo ordenada? No. Pero para ello requiere energía. Es decir, espontáneamente no volverá a ordenarse la habitación, requiere de un agente externo que proporcione la energía necesaria, normalmente a través del propio adolescente después de la señal inequívoca de una zapatilla en la mano de la madre.

Reflexionar requiere energía. El cerebro no lo hace espontáneamente, hay que recordárselo. Por otra parte, no hay aprendizaje sólido sin reflexión sobre lo aprendido. Por lo que uno de los problemas, a mi modo de ver, de la educación es proporcionar al estudiante espacios y herramientas de reflexión.

Por ejemplo, yo no suelo releer mis post después de descargar mis pensamientos en ellos, ASÍ TE VA (dirán con razón algunos) con lo que evito una oportunidad única de reflexionar sobre lo que escribo y aprender de ello.

Sistematizar la reflexión es algo que ayudaría mucho. Generar una rutina en la que la reflexión aparezca naturalmente. Una de las herramientas que me ayudan en esta sistematización son los cuestionarios KPSI (Knowledege and Prior Study Inventory).

A grandes rasgos se trata de cuestionar al estudiante acerca de los conocimientos previos que tiene sobre algo (el nuevo tema, un concepto, una temática) con preguntas sobre los conceptos a entender y respuestas del estilo: no lo sé, me suena, lo sé y lo sé y lo sabría explicar (que son mis respuestas favoritas de mis cuestionarios)

La fortaleza de estos cuestionarios estriba en volverlos a pasar al finalizar el periodo de aprendizaje para que el aprendiz auto evalúe su progreso en el conocimiento de esos temas y, lo más importante, reflexione sobre ello. De esta manera obligamos “al sistema” a anclar nuevos conocimientos.

Estos cuestionarios son realmente potentes, os recomiendo (si no lo hacéis ya) que los probéis.

Hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s