2. UN POCO DE HISTORIA.

 

En este segundo post vamos a hacer un poco de historia. Desde Europa existen unas directrices, que surgen de diversos estudios, y que nos conducen a nuestras competencias.

En 1997, el proyecto CHEERS (Career after Higher Education: an European Research Estudy) que es un estudio de investigación sobre el desarrollo profesional después de finalizar los estudios superiores, saca como conclusiones en 2001, después de 40000 encuestas, las competencias que se demandan a los estudiantes que han terminado sus estudios, desde el mundo laboral:

  • Habilidad para aprender
  • Habilidad para resolver problemas
  • Habilidad en comunicación oral.
  • Dominio de lenguas extranjeras.
  • Amplio conocimiento general.
  • Conocimiento de tipo específico.
  • Planificación, coordinación y organización.
  • Administración del tiempo.
  • Asumir responsabilidades, tomar decisiones.
  • Habilidades sociales.
  • Razonar en términos de eficacia.
  • Iniciativa y espíritu emprendedor.

Me gustaría que os pararais un segundo en cada uno de ellos, reflexionando, pues cuando veo esta lista me planteo la siguiente pregunta: ¿hay algún marco en el que los docentes preparemos a los chicos en esas competencias que piden desde el mundo laboral?

Ahora estoy convencido de que puedo contestar afirmativamente, sí, y ese marco es el de las Competencias Básicas o Clave. Todas y cada una de las anteriores, se enmarcan en alguna de las ocho competencias clave.

Si seguimos avanzando cronológicamente nos encontramos con el proyecto DeSeCo de la OCDE. Apuntar dos cosas: primera, DeSeCo significa definición y selección de competencias, segunda, la OCDE, hasta donde yo sé, no es una institución educativa, de ahí que surja en el mundillo educativo un primer rechazo a lo que en materia educativa venga a decir una organización para la cooperación y desarrollo económicos, por entender un enfoque empresarial o capitalista en las posibles propuestas que hagan sobre educación.

Su definición de competencia es: “la capacidad de responder a demandas complejas y llevar a cabo tareas diversas de forma adecuada. Supone una combinación de habilidades prácticas, conocimientos, motivación, valores éticos, actitudes, emociones y otros componentes sociales y de comportamiento que se movilizan conjuntamente para lograr una acción eficaz.

Encontramos pues los primeros rasgos diferenciales de las competencias:

  1. Constituyen un saber hacer, una aplicación del saber.
  2. Se adecuan a diversos contextos y
  3. Su carácter es integrador, considerando tanto conocimientos como procedimientos y actitudes.

Y establece tres categorías de competencias clave:

  • Actuar de manera autónoma
  • Utilizar herramientas de manera interactiva.
  • Funcionar en grupos socialmente heterogéneos.

En marzo de 2000, la UE, desde el consejo europeo de Lisboa, marca un objetivo estratégico para el año 2010 que es llegar a ser “la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo capaz de tener un crecimiento económico sostenible con más y mejores trabajos y con una mayor cohesión social

 

De una comisión de expertos, sale en 2004 un documento con las ocho competencias clave:

  1. Comunicación en lengua materna.
  2. Comunicación en lenguas extranjeras.
  3. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología
  4. Competencia digital
  5. Aprender a aprender
  6. Competencias sociales y cívicas
  7. Sentido de la iniciativa y espíritu de empresa
  8. Conciencia y expresión culturales.

Estas competencias están diseñadas para el aprendizaje a lo largo de la vida.

Con alguna variación en sus definiciones llegan a la LOE en España en 2006, y se retoma su formulación original en la LOMCE de 2013, si bien no deja claro si recogemos la definición de competencias clave europeas o las definiciones de las competencias básicas de la LOE.

En cualquier caso, no es un capricho legislativo el trabajar por competencias. Poco a poco este marco se va extendiendo, la cultura se va apoderando de los discursos, se entiende este trabajo como una necesidad. El cambio es necesario. Y el cambio es posible. Los chicos necesitan otra forma de aprender. Los profesores entendemos que tienen razón. ¿Quién se debe adaptar primero?

 

Hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s